jueves, 5 de abril de 2012

Torrijas Sevillanas (al estilo de mi casa)



Perdonadme que este tan desconectada ultimamente, llevo para delante mas de lo que puedo llevar, todo por no perder oportunidades... asi que algo se resiente, y en este caso es el blog.



Mi idea de abrir el otro blog era para dejar alli las entradas de las tartas fondant, para evitar saturar este blog de fotos solo de tartas y llenarlo mas de recetas que se que es lo que os gusta.



Pero como voy fatal de tiempo pues aun no lo he conseguido... y esto sigue siendo un batiburrillo... jejeje!!



Queria haber publicado esta receta a principios de semana, porque es una receta tipica de estas fechas, pero ni de lejos... bueno,aun estamos a jueves santo, que es el dia que se puede pecar con estas tentaciones dulces.



Las torrijas son un dulce tipico sevillano, se toman en Semana Santa (tambien los pestiños) y hay tantas recetas como familias, asi que espero que no me apaleen por poner la mia... bueno, la de mi casa.




En casa las hacemos bañando el pan en leche aromatizada con canela y cascara de limon, y luego se rebozan y se ermelan (se pasan por miel), me encanta esa palabra, ermelar, es una palabra que usa mucho mi madre y que me suena tan dulce como sabe.



En otras casas se hacen bañando las torrijas en vino blanco aromatizado o en vino dulce, o una mezcla de ambos, pero asi son aptas para mas publico y a mi me gustan mas.




Y lo de la cobertura, pues igual, las tradicionales, las que se hacen en mi casa y que a mi padre le chiflan, son las ermeladas, es decir, pasadas por miel, pero a mi me gustan mas con azucar y canela, asi que os dejo la receta de ambas.



Que os aproveche!!!



INGREDIENTES

8 rebanás de pan de torrijas
350 ml de leche
1 cucharada sopera de azucar
1 rama de canela
cascara de medio limon
2 huevos batidos

Para freir, aceite de oliva y cascaras de limon y naranja.

Para rebozar azucar y canela molida o miel.

PREPARACION

Se que os he puesto rebanás, y que se dice rebanadas, pero es que no me sale hablar de torrijas y recir rebanadas, en mi tierra son rebanás... jejeje!! perdonadme la inmersion lingüistica...

He de advertir que el pan de torrijas no es el pan tipo Bimbo, aunque a simple vista lo parezca, es un pan que se hace especial en estas fechas en Sevilla, suelen venir en un tamaño similar a un cuarto de rebanada de pan bimbo, bastante mas gruesos y de miga mas densa y asentada.

Si no encontrais pan de torrijas como tal podeis usar pan de barra del dia anterior cortado en rebanás (jejeje!!), o pan de leche del dia de antes. No useis pan de molde porque se empapocha y no aguanta.


Ponemos en un cazo la leche con la rama de canela, el azucar y la cascara de limon.


Dejamos que hierva y que se enfrie para que se aromatice. Apartamos y reservamos.


Batimos los huevos y los reservamos.


Ponemos el aceite de freir en la sarten (aqui se usa tradicionalmente aceite de oliva, no da sabor si haceis lo que os digo y os va a encantar el contraste) y lo ponemos a calentar, en el aceite freimos la cascara de medio limon y algunas de naranja, con este proceso se cocina el aceite y adquiere el sabor de los citricos.


Tomamos las rebanás de pan, las ponemos en la leche tibia y las dejamos unos segundos.


Las ponemos en un plato dandoles la vuelta para que la leche filtre al otro lado de la rebaná, asi os quedara jugosa pero no se os romperá. Hacemos lo mismo con el resto del pan. 


Pasamos el pan por el huevo batido.


Retiramos la cascara de limon del aceite y freimos las rebanadas.


Una vez doradas las ponemos sobre papel absorvente para que se elimine el exceso de aceite.


Mezclamos en un plato azucar y canela y pasamos las torrijas cuando aun esten tibias.


Si las quereis con miel, calentad la miel en un cazo con un poco de agua para que este algo mas liquida, sumergir la torrija durante unos segundos y retirar.

Estas torrijas, las de miel, estan mas buenas de un dia para otro.


Ah! la miel que se usa tradicionalmente en mi casa es miel casera (de las abejitas de mi finca) asi que es muy pura y densa, por lo que se le añade agua para aclararla un poco, logicamente os recomiendo que compreis la miel de mejor calidad posible para esta receta, porque es lo que despues destacará y si poneis cualquier miel, os podeis cargar la gracia del plato. Yo tuve que usar miel de super porque mis padres tienen en casa miel para un regimiento pero yo no me he traido ninguna, espero que mi padre no se entere porque es capaz de deheredarme... jajaja!!

Un besazo y feliz semana santa.

3 comentarios:

  1. jejeje!! siempre hay hueco para un par de torrijas!! jejeje!!

    ResponderEliminar
  2. Voy a probarlas de las dos formas ¡qué ricas tienen que estar!
    Un abrazo,

    Elena

    ResponderEliminar

Aqui puedes dejar tus ideas y tus opiniones, se educado y cuida las expresiones, lo que escribas y como lo esribas define como eres cuando las palabras escritas son el unico medio de comunicacion.
Un beso.