jueves, 6 de mayo de 2010

Fresas con nata y chocolate

Tengo un problema con las fresas... y es que son, tan, taaaaan, taaaaaaaaaaan bonitas, que da pena no comprarlas.


Luego las compro, me como dos o tres y al final las acabo tirando.

¿Por qué? Porque realmente no me hacen gracia. Me resultan demasiado acidas. En realidad la mayoria de la fruta no me gusta por eso, porque me resulta muy acida y luego me da dolor de estomago, asi que tomo poquíííííísima.

Los platanos y la fruta de verano me gustan mas, el melon y los melocotones, las brevas y los higos son mis preferidos (como vereis todos con bajo contenido en azucar... jajaja!!) y mientras mas pasados mejor. Vamos que lo que me gusta es el dulce, no la fruta.

Pero al final acabo picando.

El otro dia fui al super, me encontré con las preciosas bandejas de fresas diciendo "Comprame" y, como soy asi, las compré. Eso si, en esta me propuse que no se escapaban, asi que, además de las fresas, compre unas tulipas de galleta cubiertas de chocolate.



En el momento de prepararlas se me ocurrio que podia darle un toque mas dulce y aprovechar el resto de chocolate que tenia por casa. Asi que lavé las fresas, les quite el pedunculo y las seque muy bien.

Derreti un poco de chocolate negro de cobertura, corte las fresas en cuatro y las pinche con un palillo. Las puse a secar sobre un poco de papel de hornear. Mientras monte un brick de nata con un poco de azucar (se entiende que saque la nata del brick, no me iba a poner a montar el brick sin abrirlo... jajaja!!).



Algunas las rocie con unas almendras troceadas tostadas que tenia, las de Saúl que a mi no me gustan, y el resultado fue el que podeis ver al inicio de la entrada. La verdad es que es la primera vez que me como unas fresas con nata hasta el final y me quedo con ganas de más.

Las cantidades no os las pongo porque os podeis imaginar, depende del hambre del personal, pero para montar estas dos tulipas use un poco menos de un brick de nata de 200 ml, azucar al gusto, seis u ocho fresas y creo que media tableta de chocolate para fundir.



El problema vino a la noche, cuando el resto de chocolate fundido se quedo en el cacharro esperando que le diera un uso, y claro, me lo tuve que comer con un platano a trocitos y unos bizcochos de soletilla que me quedaron de una tarta de tiramisu que hice el dia antes. Por hacerles un favor, que realmente yo no quería... (si, claro...)

Un besazo y que os aproveche!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aqui puedes dejar tus ideas y tus opiniones, se educado y cuida las expresiones, lo que escribas y como lo esribas define como eres cuando las palabras escritas son el unico medio de comunicacion.
Un beso.